Teoponte - Nor Yungas

Agosto de 2007

Un 18 de agosto del 2007 con motivos relativamente laborales se dio la oportunidad de ir hacia el norte paceño, a modo de salir un poco de la rutina y encontrar algo de clima más templado debido al duro invierno del cual estábamos saliendo.

El primer tramo consistió en ingresar a los yungas por el camino antiguo, el cual se encuentra en relativo buen estado de mantenimiento pese a que ya no se transita por ahí, pero si es una de las vías más atractivas para los turistas que lo recorren en bicicleta. Al llegar a Coroico  nos encontramos con una marcha de protesta de quien sabe que,, cansados de ver estas situaciones en la ciudad no tardamos mas de 5 minutos en salir de ahí rumbo a la localidad de Caranavi.

En Caranavi la cosa muy distinta, un agradable clima sub tropical, y la paz y tranquilidad que caracterizan a esta población, aprovechamos de saludar a nuestros amigos del Hostal Caturra Inn quienes siempre nos reciben con las gentiles atenciones que los caracteriza.

A partir de ahí tomamos el rumbo hacia Teoponte, a no mas de dos horas llegamos a la que en algún tiempo fue una de las zonas auríferas mas productivas del norte, pues ahora es mas parecido a un pueblo fantasma. De ahí luego de indagar un poco tomamos la decisión de animarnos a ir por el camino que pasa por Mayaya y se comunica con el Alto Beni. Acertada la decisión, pues pintorescos paisajes nos acompañaron por el transcurso de 6 horas aproximadamente, lo que si es un camino relativamente transitable en época seca, pues ese tramo con lluvia debe tornarse muy complicado por la cantidad de ríos que cruzamos y lugares que se nota que son fangozos.

Para nuestra sorpresa a unos minutos pasando Mayaya nos encontramos ya con un camino perfectamente empedrado, una obra muy importante que une varias comunidades de los alrededores y facilita el transito de los colonos y agricultores. Mas adelante una vez terminado el empedrado ya se respiraba aire tropical, era ya un clima más húmedo, el Alto Beni nos daba la bienvenida con su hermoso paisaje, pese a estar algo nublado y con indicios de humo debido a los chaqueos característicos de la época.

Ahí si tuvimos algunos percances en nuestra decisión de acampar bajo el puente Sapecho que pasa por sobre el río La Paz, pues un entramado de caminos y desvíos nos hicieron perder como una hora y media, pese a todo persistimos en nuestro deseo y llegamos luego de muchas vueltas al puente, hermosa e imponente estructura de mas de 600 metros de largo.

Ya casi obscureciendo cruzamos un tramo del río con el agua hasta tapar los neumáticos, llegamos a una especie de islote, ahí armamos la carpa y tras conseguir algo de leña pusimos a cocer nuestro bife. Luego de comer bien y unas cervezas de por medio, un reparador descanso nos esperaba después de 12 horas de manejo.

Al día siguiente el retorno seria por el camino normal a Caranavi y a La Paz, los caminos en buen estado en el tramo inicial ya que el Proyecto OSCAR había estado realizando el  mantenimiento de estas rutas, pero la alegra duro poco pues 1 hora antes de llegar a Caranavi la plataforma estaba muy dura, con mucha piedra y baches, el resto, ya es la carretera nueva por la cual no se tiene ningún inconveniente.

Así termino nuestro “paseo” de fin de semana recorriendo casi 800 km en los dos días, vale la pena destacar que este mismo tramo seria estupendo realizarlo en otra oportunidad en 3 días, excelente para gente que busca aventura y gusta de la naturaleza del norte paceño.

Hasta una nueva oportunidad:

Iván Andrade (Chivi): Conductor, gestor del viaje, logística
Alvaro Camacho (Dino): Copiloto, fotógrafo, navegante, cocinero, disc jockey.

blog comments powered by Disqus